Una limosnita por favor

Los diez mandamientos de una estrategia de marketing para emprendedores (I/X)

Home  >>  Emprender  >>  Los diez mandamientos de una estrategia de marketing para emprendedores (I/X)

Los diez mandamientos de una estrategia de marketing para emprendedores (I/X)

Toda persona que emprende un negocio, debe afrontar riesgos inevitables para él. Los buenos empresarios siempre planifican con mucha cuenta todo el gasto, tanto fijo como variable, para poder controlar perfectamente todas las posibilidades, y aun así, muchas empresas llevadas por empresarios de este tipo no llegan al año de vida y muchas otras más, no llegan a los 3 años.

Para mí, la diferencia fundamental entre los empresarios que cierran y los que no, es la dedicación a una actividad correcta según sus habilidades y en una actividad constante y efectiva de marketing, aparte de catalogar estos gastos como inversión.

El marketing no es un gasto optativo. A veces es el primer gasto que se corta cuando las cosas no acaban de ir bien, sin pensar que si se sobrepone a la mala situación será gracias a él, como decía un industrial de Barcelona de principios de siglo XX; cuando las cosas van mal, invierto en publicidad.

I de X

Esta serie de artículos no tiene otra intención que la de dar una pequeña orientación a los emprendedores que tengan el sentido común de utilizar el marketing (de manera oficial u oficiosa), y así poder desarrollar una estrategia coherente.

El primer mandamiento es siempre DEFINIR quién es nuestro público (o target o segmento o cliente potencial, como quieran).

Si le preguntas a un empresario quién es su público o clientes potenciales, muchos te contestarán, “Todo el mundo!”, Y todo el mundo no lo tiene ni la Coca Cola, por muy extenso que sea su mercado. Debe saber específicamente cuáles deben ser sus clientes.

Empiecen por hacer un listado de sus características. Primero por cualidades geográficas, de alguna zona en particular?, son ricos o tienen alguna tipología de ingreso promedio?, están casados?

Por lo tanto, agrupe a sus clientes por categorías de las que pueda determinar sus características geosociales y los hábitos, y comenzará a ver los tipos de estrategias que funcionarán mejor con cada segmento de este mercado.

O usted se comunicaría igual con un chino que con un colombiano? Seguro que no, y por la misma razón no podemos comunicarnos igual con todos los segmentos ni vender todos los productos de la misma manera.

Por ejemplo, piensan que para vender vino a una persona debemos tener en cuenta sus ingresos mensuales, su situación geográfica o bien debemos vigilar más sus hábitos sociales, sus costumbres a nivel gastronómico o de hábitos y aprendizaje en el la hora de tomar una copita?.

Se trata siempre de disponer de la máxima información sobre los posibles targets con los que tenemos que trabajar, ya que siguiendo con el ejemplo, no será lo mismo vender una botella de (sin desmerecer a nadie) Marques de Cáceres a un Fariña, no?

 

 

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.OK

A %d blogueros les gusta esto: